Camioneros, gremios de la CGT, la Corriente (CFT), las dos CTA y docentes bonaerenses se movilizan a Plaza de Mayo

EL MODELO MACRI ENFRENTA UNA NUEVA MARCHA Y PARO DE LOS GREMIOS COMBATIVOS

(14 de Junio) El sindicalismo combativo volverá a ganar las calles en rechazo al modelo económico del Presidente Mauricio Macri. La medida de fuerza es una combinación de distintos sectores gremiales, ya que al paro nacional dispuesto por los choferes de Camiones se suma la huelga de las dos CTA que conducen Hugo Yasky y Pablo Michelli y el cese de actividades por 48 horas (jueves y viernes) de los docentes bonaerenses. La jornada de protesta incluye una movilización a la Plaza de Mayo, con un acto previsto para las 16, del que participarán gremios nucleados en la CGT, la Corriente Federal de Trabajadores (bancarios, curtidores, gráficos, televisión, entre otros) y organizaciones sociales. Los organizadores de la protesta aseguraron que si bien la huelga tendrá alcance nacional "no habrá cortes de ruta, ni piquetes", mientras el jefe de la Asociación Gremial de Trabajadores del Subte y Premetro (Agtsyp), Roberto Pianelli, advirtió que paralizarán los servicios de ese transporte público en la ciudad de Buenos Aires durante tres horas, de 20 a 23. Durante toda la jornada será problemático circular por la ciudad, ya que al paro camionero se sumará la movilización de decenas de gremios hacia Plaza de Mayo.

El paro del Sindicato de Camioneros dirigen Hugo y Pablo Moyano –que afectará desde la recolección de residuos, pasando por la distribución de alimentos y medicamentos hasta el clearing bancario- es en reclamo de un aumento salarial del 27%. Advirtieron que si no tienen respuestas aplicarán un cese de tareas por 48 horas la semana próxima.

Las organizaciones que convocaron al paro nacional y a la marcha conjunta hacia la Plaza de Mayo señalaron que a partir de las 16 se realizará un acto central en rechazo del "ajuste" que "se profundiza y qenera paritarias con un techo impuesto, no libres, y también despidos, recorte de derechos y de salarios", argumentó Yasky.

La protesta incluirá una huelga nacional, movilizaciones en todo el país y abandono de tareas, en tanto los camioneros remarcaron que paralizarán las tareas ante "la negativa empresaria a otorgar un aumento salarial paritario y anual del 27 por ciento".

Hugo y Pablo Moyano ratificaron la huelga de 24 horas, que realizarán los trabajadores de todas las ramas gremiales del convenio colectivo 40/89, como el transporte de caudales, combustibles, recolección de residuos, correo y logística, aunque los dirigentes sindicales ratificaron que la protesta no incluirá cortes de ruta.

"No habrá cortes de ruta, ni piquetes. Eso pretende ser instalado en la opinión pública por la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich Luro Pueyrredón. No ocurrirá nada de eso", había puntualizado ayer Moyano en una conferencia de prensa que ofreció en el gremio.

Por su parte, Pianelli confirmó que entre las 20 y las 23 de mañana no habrá servicios de subterráneos en ninguna de las líneas y el Premetro, y ratificó que el gremio participará en la marcha hacia la Plaza de Mayo en rechazo del "salvaje ajuste oficial".

En la jornada de lucha también participará el Sindicato Unico de Trabajadores de Peajes y Afines (Sutpa) que fundó y dirigió hasta el año pasado otro hijo de Moyano, el diputado Facundo Moyano, y la Asociación Judicial Bonaerense (AJB) -que además exige un aumento salarial del 25 por ciento en un tramo y con cláusula gatillo, retroactivo al 1° de enero-, que además rechazó "las políticas gubernamentales".


ULTIMAS NOTICIAS