Denunció que la protección laboral disminuyo en Europa desde 2008, con el inicio de la crisis financiera

LA OIT RECLAMO REGULACION DEL EMPLEO PARA EVITAR EL TRATO ARBITRARIO O INJUSTO

(26 de Mayo) El nuevo informe de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) "Perspectivas Sociales y del Empleo en el Mundo 2015" sostuvo que ello es necesario para proteger a los trabajadores contra el trato arbitrario o injusto y para permitir que se celebren contratos entre patrones y empleados. Las leyes de protección del empleo se afianzaron de forma muy gradual a lo largo del tiempo, tendencia común en "la mayoría de los países y regiones, aunque en Europa la protección laboral disminuyó desde 2008 con el inicio de la crisis financiera". "Lo fundamental es concordar la regulación con un mercado laboral cada vez más diversificado", afirmó Raymond Torres, director del Departamento de Investigación de la OIT y principal autor del informe, quien añadió que "las regulaciones bien concebidas pueden apoyar el crecimiento económico y la cohesión social".

El informe analizó la creciente importancia de las cadenas de aprovisionamiento mundiales en la configuración de algunos de los modelos de empleo e ingresos en los actuales mercados laborales. Una estimación basada en unos 40 países demostró que más de uno de cada cinco empleos se relaciona con las cadenas de aprovisionamiento mundial, es decir, contribuyen a producir bienes y servicios consumidos o terminados de procesar en otras naciones.

El estudio consideró diversas políticas que pueden apoyar a las cadenas de aprovisionamiento mundial a aportar beneficios a las empresas, las economías y los trabajadores, lo que no siempre ocurrió en ciertos sectores en los que abundan esas actividades. A nivel mundial, el crecimiento del empleo se detuvo a una tasa de alrededor de 1,4 por ciento anual desde 2011 y, en las economías desarrolladas y la Unión Europea (UE), a partir de 2008 registró un promedio de 0,1 frente a 0,9 anual entre 2000 y 2007.

Alrededor de 73 por ciento del déficit mundial de empleos en 2014 fue consecuencia de su disminución entre las mujeres, quienes constituyen sólo casi el 40 por ciento de la fuerza laboral.

El impacto directo del déficit mundial de empleos sobre la masa salarial agregada es sustancial: corresponde a alrededor de 1.218 billones de dólares (millones de millones) en pérdida de salarios, lo que equivale a casi 1,2 por ciento del total de la producción anual y a aproximadamente 2 por ciento de consumo total global. Además de la reducción de la masa salarial como consecuencia del déficit de empleos, un crecimiento más lento de los salarios también tuvo un impacto sobre la masa salarial agregada.

 

Por ejemplo, en las economías desarrolladas y la Unión Europea un crecimiento más lento de los salarios en el período de la crisis y de la post-crisis corresponde a una reducción de 485.000 millones de dólares en la masa salarial agregada de la región en 2013.

A partir de los efectos multiplicadores de salarios, consumos y niveles de inversión más elevados, satisfacer el déficit de empleo aportaría 3,7 billones de dólares al PBI global, el equivalente a un incremento de 3,6 por ciento de la producción mundial. En 86 países, que abarcan 65 por ciento del empleo mundial, más de 17 por ciento de las personas empleadas trabajaban con un contrato a tiempo parcial de menos de 30 horas semanales.

El número de mujeres en empleo a tiempo parcial se situó en 24 por ciento frente a 12,4 por ciento para los hombres. En 40 países (que representan dos terceras partes de la fuerza laboral), 453 millones de personas estaban empleadas en las cadenas de aprovisionamiento mundial en 2013, en comparación con 296 millones en 1995, lo que representa 20,6 por ciento del empleo total en los países de referencia frente a 16,4 en 1995.

El 52 por ciento de los empleados están afiliados a un régimen de pensión frente a un 16 de trabajadores por cuenta propia. Un 80 por ciento de los empleados con un contrato permanente contribuyen con un régimen de pensión frente a poco más de la mitad (51 por ciento) de los empleados con contratos temporales, concluyó el informe del organismo laboral tripartito.

ULTIMAS NOTICIAS